Cómo las Futuras Tecnologías Pueden Contribuir a la Motivación en tus Cursos Moodle

0
404
intel.com

Available in English.

Vivimos en una era donde un nuevo anuncio tecnológico despierta un gran interés en las conversaciones, medios y redes sociales. Si eso es en sí algo bueno o malo es otro tema, pero una cosa es cierta: La tecnología emociona. Por lo que vale la pena preguntarse: ¿Puede este interés encauzarse en el aula? ¿Podría Moodle algún día despertar el interés que el iPhone logró en sus mejores momentos?

Asumiendo que la respuesta es positiva (y deseable), el más reciente estudio del manufacturero de semiconductores Intel puede ofrecer interesantes pistas. Nombrado “Las Próximas 50” (en inglés, “Intel Next 50 Study“), el estudio es resultado de 1,000 entrevistas a usuarios de nuevas tecnologías, quienes respondieron qué es lo que encuentran emocionante en ellas, así como actitudes generales sobre la innovación tecnológica de nuestros tiempos.

Al infinito CTIM (STEM) y más alla

No suena nada descabellado vincular los recientes avance tecnológico con los cimientos de ciencia básica y aplicada que los soportan, lo que conllevaría a pensar que hablar sobre tecnología en contextos educativos vale la pena hacerlo solo en relación a las áreas de Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas (CTIM o STEM en inglés).

El estudio de Intel demuestra que no es tal el caso. El interés que despierta la innovación tecnológica tiene lugar en un entramado psicológico y social, y entre otras cosas, está directamente relacionado con lo que nuevos productos hacen posible en el contexto personal y de grupo. No es muy excitante saber que el nuevo mejor smarthpone tiene 16 núcleos, 32 gigas de ram y 60,000 pixeles por pulgada, si no tengo a nadie que sepa de qué estoy hablando.

En este orden de ideas, otro fascinante, pero ya más entendible hallazgo, es el hecho de que las novedades en tecnologías conocidas resultan más llamativas que progresos más avanzados en áreas de las que no se tiene conocimiento previo. Lo anterior parece indicar que el atractivo en la innovación tecnológica está directamente asociado con las expectativas. Esto es de por sí interesante, pero ofrece serias preguntas frente al papel del marketing en nuestra relación con la Investigación y Desarrollo (I+D, or R&D en inglés).

El ser tecnológico

En todo caso, introducir líneas narrativas que involucran desarrollos tecnológicos pasados y futuros es una poderosa herramienta en la orientación profesional. Discutir innovación a partir de historias sobre tecnología, en especial con biografías de quienes lo hicieron posible, hacen más palpable visiones de futuro que impliquen proximidad a áreas científicas. Así, factores como el impacto y el potencial futuro de ciertas áreas gana importancia a la hora de elegir carrera y opciones profesionales.

El estudio de Intel, además de listar algunas áreas con futuro prometedor, también sugiere ciertos rasgos de personalidad o actitudes del estudianes que pueden aprovecharse para hacerlas más atractivas. He aquí algunos ejemplos:

  • Para los ambiciosos, Inteligencia Artificial. Esta área solo se espera que continúe acendrándose en más y más areas de nuestras vidas profesionales y laborales, lo que la hace óptima para aquellos estudiantes con pretensiones de dominio global.
  • Para los comprometidos con un propósito, Genómica. Aquellos con determinación, persistencia, tolerancia al fracaso, preferencia por procesos claramente establecidos, y una dosis de humanitarianismo, podrían encontrar la plenitud en la investigación genética aplicada a áreas como agricultura y medicina.
  • Para los “materializadores”, la ingeniería (o bioingeniería) de tejidos. Con el paso del tiempo, ser “cyborg”, o intervenir órganos u otras partes del cuerpo humano con propósitos funcionales, no solo médicos o estéticos, será cada vez más normal, muy posiblemente la regla.
  • Curadores de museo de combustibles fósiles. Para los ambientalistas, la proposición que hace la investigación en energías renovables continuará cobrando vigencia. No obstante, el estudio de Intel no le ofrece la misma preponderancia que a las áreas anteriormente mencionadas.

En resumen, la tecnología emociona. Es una de las razones que hace al futuro interesante. Cuando se presentan a las mentes jóvenes de forma colectiva y en narrativas que les facilite involucrarse, los estudiantes pueden ver con mayor claridad y optimismo su futuro asociado a ellas, y las habilidades necesarias para tener éxito en las mismas.

Lee el estudio completo aquí. (En inglés, PDF)