¿Reciben las EdTech el Escrutinio Científico que Merecen?

0
349
Are Educational Technologies (EdTech) Getting The Level Of Scrutiny They Deserve? | ¿Reciben las EdTech el Escrutinio Científico que Merecen?
“Sunrise under scrutiny” by Loco Steve is licensed under CC BY 2.0

This story in English.

Una revisión publicada por la Oficina Nacional de Investigación Económica de los Estados Unidos (NBER) ofrece el primer intento conocido en organización de la literatura científica existente sobre tecnologías educativas (EdTech). Al centrarse exclusivamente en investigaciones que aplicaran técnicas de muestreo aleatorio controlado o diseño de regresión en discontinuidades, la revisión combinó evidencia originada en experimentos y observaciones, para “agregar una voz productiva y a la vez más amplia y metodológicamente diversa a una investigación con fines de diseño de política o lineamientos, sobre un ambiente caracterizado por complejos atavíos de causa y efecto”. Habida cuenta de la especificidad de la investigación disponible, no es recomendable sacar conclusiones para escenarios concretos. En este sentido, el principal éxito de la revisión está en enfatizar la importancia de una evaluación de impacto más rigurosa y profunda.

No obstante, de acuerdo con los objetivos de los artículos escogidos, los autores decidieron clasificarlos en una de cuatro categorías, sobre las cuales es posible hacer una descripción un poco más representativa de cada ítem.

“Acceso a la tecnología”: ¿Tiene la mera presencia de tecnologías computacionales algún efecto positivo en resultados académicos? La respuesta es definitivamente “sí”, con respecto a habilidades informáticas. No está garantizada con respecto a logros académicos generales. Los estudios con las muestras más grandes de esta categoría muestran efectos nulos o resultados no concluyentes. 15 artículos fueron examinados en esta categoría.

“Aprendizaje asistido por computadores”: ¿Tiene el software especializado algún efecto positivo en resultados académicos? La mayoría de los 20 ítems analizados afirma que sí, con sólo 8 que concluyen efectos nulos y uno que reclama resultados negativos. El mayor efecto positivo reportado fue un aumento promedio de 0.63 de una desviación estándar en las notas de niños texanos frente a matemáticas de nivel medio. No obstante, no parece haber correlación entre tiempo de uso del software y mayores puntuaciones. Los tamaños de muestra aquí fueron en general menores respecto a la primera categoría. 29 elementos fueron analizados en esta categoría.

“Intervenciones en comportamiento”: ¿Contribuyen tecnologías de aprendizaje basadas en teorías de economía del comportamiento a los resultados académicos positivos y una mayor calidad en sus decisiones? Si bien la aplicación de principios de economía del comportamiento sugiere un mayor nivel de sofisticación en los aplicativos revisados, en la práctica estos presentaron una amplia variabilidad, iniciando con un mecanismo elemental de recordatorios para padres. La cara amable del asunto es que una herramienta simple es más fácil de evaluar. Esta categoría ofrece una diversidad aún más amplia, tanto así que los autores decidieron detallan algunos de los artículos individualmente. Lo que sugiere que si los lectores desean encontrar escritos relevantes a su situación específica, mejor les conviene revisar la tabla con los 47 ítems analizados (a partir de la página 56).

“Cursos en línea”: ¿Conduce la educación en línea a resultados académicos por lo menos tan buenos como a través de intervenciones presenciales? Probablemente. La educación realizada en espacios físicos ofreció resultados más altos, pero nunca más de un 5% superior en promedio. Además, solo 9 artículos clasificaron en esta categoría, la más reducida de todas.

Es por lo tanto poco prudente sacar conclusiones definitivas sobre la efectividad de las EdTech. Pero sí cabe terminar indicando algunos detalles técnicos y metodológicos:

  • De acuerdo con los autores, todos los estudios incluidos en la revisión se llevaron a cabo en países desarrollados, aunque al parecer su definición permitió incluir países como Chile y Rumania al lado de Estados Unidos, Reino Unido u Holanda.
  • La mayor parte de la investigación ocurrió después de 2010, con un par de ítems publicados en 2003 o después. Varios aparecen sin fecha.
  • La revisión incluyó artículos publicados en revistas revisadas por pares, así como documentos de trabajo, informes de evaluación y manuscritos inéditos. La presente revisión es en sí un documento de trabajo, que debería ser sujeta a revisión de pares próximamente si se busca su publicación en una revista indexada.
  • La limitada disponibilidad de ítems no permitió a los autores controlar atributos como edad, nivel de educación o ingreso de los padres con mejor rigurosidad.

Lee el documento de trabajo “Tecnologías educativas: Revisión basada en evidencias”por Maya Escueta, Vincent Quan, Andre Joshua Nickow, y Philip Oreopoulos, en NBER.org (en inglés).