La Visión Futura de Moodle, Según su Creador

1
2032

This story in English.

Para Martin Dougiama, Fundador de Moodle y CEO de Moodle Pty Ltd, un Sistema de Gestión del Aprendizaje (LMS) exitoso a nivel institucional es, al igual que una hoguera, cuestión de alcanzar una masa crítica. Hoy, con más de 80,000 usuarios Moodle oficialmente registrados, Dougiamas confía en que el “Fuego Moodle” arde fervoroso, creando “cantidad de pequeños incendios por todo el mundo”. Pero si bien los volúmenes de usuarios, sitios y participación en el mercado sigue avanzando, como tecnología de punta al servicio de la educación global Moodle enfrenta serios desafíos.

El pasado mes de julio, en MoodleMoot Nueva Orleans, Dougiamas discutió estos desafíos, empezando por el más evidente cuando se observa el mapamundi de registros Moodle. Estados Unidos, el único país con más de diez mil sitios registrados, muestra altas concentraciones en las costas, especialmente al este. Similares desequilibrios aparecen en las regiones donde Moodle domina: Europa, Australia, América Latina.

“Esto atañe una gran responsabilidad para el proyecto Moodle”, Dougiamas considera, al poner los progresos de Moodle bajo la perspectiva de los “Grandes Problemas” del mundo, entre los cuales las crecientes desigualdades socioeconómicas podrían explicar en parte las concentraciones divisadas. Si bien él atribuye a la educación, y en consecuencia a EdTech como Moodle, un importante papel, tiene más sentido considerar estos “Grandes Problemas” en conjunto. Si la desigualdad económica amenaza con incrementarse debido a la automatización, y los sistemas educativos no responden en términos de habilidades relevantes y accesibles, ni de herramientas para la protección de derechos y garantías fundamentales, entonces el sistema actual, apodado “modelo Silicon Valley” por Dougiamas, resulta insostenible.

Pero el calificativo no implica que el software no pueda hacer parte de la solución, de hecho la apertura tecnológica podría ser un importante factor a la hora de atender problemas globales de manera decisiva. Como mínimo, es la manera en que Dougiamas impulsará la evolución de Moodle durante la próxima década:

“Moodle hace parte de la comunidad global de software libre. Estamos avanzando hacia una mayor participación en este movimiento.”

Dougiamas espera que considerar la educación como un problema a atender por tecnologías que apuntan a la universalidad tenga repercusiones explícitas en la calidad de tal aprendizaje universalizado:

“La mejor escuela debería ser aquella al final de la cuadra. No deberías tener que enviar a tus hijos al otro lado de la ciudad para asegurarte de que reciban una buena educación.”

Para para contribuir a esta calidad universal, en cuanto a recursos, talento docente e infraestructura, Dougiamas lista algunas de las iniciativas que Moodle liderará a partir de este año. Planes para una sede Europea de Moodle Pty Ltd, posiblemente en Barcelona; así como la apertura de una Fundación Moodle que concentre recursos, cooperación y conocimientos; son interesantes prospectos para esta nueva etapa.

En cuanto al desarrollo de Moodle como tal, Dougiamas concluye con lineamientos generales en siete áreas de trabajo:

Moodle (el núcleo): Moodle buscará perseguir con más énfasis la modularidad que lo bautiza, al ofrecer mayor facilidades de integración de sus funciones con otros sistemas. En especial, una prioridad es la compatibilidad frente a interfaces de audio y realidad virtual.

Aplicaciones móviles: Moodle Mobile y Moodle Desktop buscarán ofrecer 100% de la funcionalidad disponible en la versión de escritorio, y más adelante garantizar semejante nivel de compatibilidad en complementos.

Socios Moodle: Es posible que no veamos muchos anuncios relacionados con nuevos socios, puesto que el equipo a cargo se concentrará en control de calidad.

MoodleCloud: Nuevos productos, categorías y plantillas buscarán ofrecer un portafolio más amplio y llamativo para personas y organizaciones a cualquier escala.

Capacitación: El tradicional MOOC que Moodle ofrece cada seis meses pasará a denominarse “Conceptos básicos de Moodle,” para convertirse en el primero de un programa completo de certificación en Moodle, con cursos avanzados, especializaciones y posiblemente sociedades con universidades para que hagan parte o sean homologables en ofertas de educación superior.

Academia Moodle: La respuesta de Moodle a una plataforma para que docentes y organizaciones ofrezcan cursos en línea, MOOCs incluidos. Es uno de los planes con menos avances anunciados.

Comunidad Moodle: Otra iniciativa ambiciosa y de largo plazo es la renovación completa de Moodle.net, el repositorio oficial de Contenidos Educativos Abiertos (OER en inglés), que buscará ofrecer una experiencia más relevante para educadores, con funciones de venta o licenciamiento de contenidos, para evolucionar hacia un “sistema operativo de aprendizaje” o “red social de aprendizaje” al que se pueda acceder desde el sitio Moodle propio de cada organización.

Moodle 3.4, y posiblemente 3.5, serán un “respiro” para el equipo desarrollador en términos de nuevas funcionalidades, de manera que puedan enfocarse en mejorar la usabilidad de las ya existentes.