Haz Funcionar Estos 6 Populares Modelos de Negocio En Tu EdTech

0
797
Borrow These Popular Business Models For Your Moodlepreneur Venture The Right Way | Haz Funcionar Estos 6 Populares Modelos de Negocio En Tu EdTech
“The Unicorn in Captivity” by Jay Parker is licensed under CC BY 2.0

This Story in English.

Si tienes un minuto exacto para presentar tu idea a un socio potencial o inversionista, tiene total validez que usted plantees tu caso de negocio a partir de experiencias exitosas, populares, o muy publicitadas de la historia reciente.

¿Es posible entonces construir un modelo de negocio en el marco de Moodle o las EdTech que tome los principios de éxito sostenible, prevenga los desaciertos —o en dado caso, el eventual escándalo—, y aún abra la posibilidad a creación pura de valor e innovación? He aquí algunas ideas.

Netflix: Maratonea lecciones y relájate

Qué puede ser: Un servicio de suscripción a contenidos con un motor de recomendaciones basado en aprendizaje automático, que permite el consumo a su ritmo, en cualquier lugar e ilimitado.

Lo que no tiene que ser: Una biblioteca anticuada y a menudo dolorosamente incompleta, compuesta por relativamente pocas gemas y millones de contenidos “independientes” (es decir, de baja calidad).

Si te le mides a este negocio, un consejo: Un modelo de suscripción de contenidos educativos puede ser una manera potente de impulsar a estudiantes a tomar lecciones a largo y ancho, e incluso promover libertades creativas previamente imposibles a la producción. Ten cuidado con un enfoque excesivo en los algoritmos a la hora de producir recomendaciones. Es muy frecuente su tendencia a ignorar la “fatiga de género”, insistiendo en contenido que fue relevante en su momento, hasta que dejó de serlo.

Uber: Un profesor estará contigo en 4 minutos

Qué puede ser: Una solución para compartir recursos rápida y fácil. Ganas dinero en tu tiempo de ocio, obtienes servicios por parte del ocio de otros con descuento.

Lo que no tiene que ser: Una madriguera de prácticas cuestionables —si no depredadoras— a nivel comercial, regulatorio, humano y de datos personales.

Si te le mides a este negocio, un consejo: El crowdsourcing sigue siendo un concepto prometedor, pero cuya reputación se empaña por cuenta de empresas que persiguen la dominación total de un mercado antes de hallar un modelo sostenible. Asegúrate de que tu idea no compromete la calidad del servicio y las condiciones de todas las partes involucradas.

Airbnb: Aprende como un local

Qué puede ser: Una oportunidad de vivir experiencias que sacuden tu mente y te sacan del estándar, mientras expandes tu entendimiento de lo humano.

Lo que no tiene que ser: Una posada de bajo costo donde el dinero excusa todo tipo de comportamientos y actitudes.

Si te le mides a este negocio, un consejo: Quien desee entrar de lleno en el tema de la economía compartida, no puede desconocer ni por un minuto lo fundamental que resulta enfatizar la cultura organizacional por encima de todo lo demás. Parte de lo que hace que estos modelos sean gratificantes y fructíferos es la oportunidad de interactuar con diferentes personas, costumbres y reglas de juego a la hora de acceder a productos y servicios, que si son de carácter educativo reciben un valor multiplicador de parte del contexto.

Kickstarter: Apoya la producción de intervenciones de aprendizaje que tienen significado para ti

Qué puede ser: Una oportunidad para apoyar buenas ideas y creadores apreciados, e incluso facilitar interacción directa y el aprendizaje. Ser parte del avance profesional y personal de las personas, al hacerles saber que vale la pena creer en sí mismos.

Lo que no tiene que ser: Un desfile de personajes poco calificados o ingenuos —y el inevitable fraude intencional— que suelen pensar que crear un producto es más fácil de lo que resto del mundo lo hace parecer.

Si te le mides a este negocio, un consejo: Ofrecer una plataforma de lanzamiento para ideas con potencialmente puede llegar a ser altamente rentable, además de filantrópico. Pero en la medida en que el público participa apoyando resultados esperados y no como clientes de un producto final homologado, la educación sobre el riesgo debe ser una prioridad para los participantes, así como sobre gestión de proyectos para los inventores. No temas añadir restricciones puntuales, claras y sensatas basadas en experiencias previas.

Spotify: Incrusta Moodle en tu vida

Qué puede ser: Compañía para el proceso continuo y maravilloso de descubrimiento y expansión de gustos intelectuales.

Lo que no tiene que ser: Un nivel inesperado de uso de la tecnología para irritar en formas cada vez más sofisticadas.

Si te le mides a este negocio, un consejo: Recomendar contenidos sigue siendo un arte más que una ciencia. La mezcla de familiaridad y novedad debe ser escogida con precisión quirúrgica, persona a persona. Luego está la persistencia. Algunas cosas requieren insistencia, repetición y énfasis para que las personas descubran sus beneficios. Pero excede el límite solo un poco y tus clientes se asegurarán de no volver a saber de ti. Finalmente, si la retroalimentación es una parte instrumental de tu negocio —y debería serlo—, la interfaz debería como mínimo no entrometerse cuando los usuarios han decidido tomarse el tiempo de ofrecerte su punto de vista.

Blockchain: Secuencia infinita, eterna y universal de bloques de conocimiento

Qué puede ser: Un paradigma, pareciera que de una tierra utópica, de descentralización completa de información y transacciones, que increíblemente ofrece perfecta transparencia de forma simultánea.

Lo que no tiene que ser: Un sistema extremadamente volátil destinado en última instancia a reproducir las vastas desigualdades en las que vivimos, sin mencionar el círculo vicioso de derroche de energía que requiere su funcionamiento.

Si te le mides a este negocio, un consejo: Hasta ahora estamos aruñando la superficie de lo que esta complicada tecnología tiene para ofrecer, y de la cual el Bitcoin no es más sino un ejemplo. Y no uno muy bueno, al parecer, a juzgar por revelaciones recientes de sus errores y vulnerabilidades. Ideas incipientes sobre aplicaciones del protocolo Blockchain en educación, que no son solo otro ejemplo pagos sin intermediación, incluyen la autenticación automática de credenciales académicas. Pero las varias capas técnicas y la empinada curva de aprendizaje ameritan una reflexión a profundidad, si desean medírsele a la creación de un modelo rentable que no esté basado en intermediación.